24 de abril de 2013 · Institucional · Estadio Libertadores de América

Sistema de drenajes pluviales

Se puso en marcha de manera definitiva el sistema de drenajes pluviales que colecta el agua de lluvia de todo el predio y luego la descarga en la red pluvial de la Municipalidad de Avellaneda. Tras meses de trabajo realizado en conjunto con el personal del Estadio, la Subcomisión de Estadio, la Subcomisión de Obras y un contratista hincha y socio de Independiente se alcanzó la etapa de puesta en marcha del sistema.

A+ A- A=

En el pasado Independiente supo ser noticia en días en que si la lluvia impedía el desarrollo de los partidos en los estadios vecinos, en la vieja Doble Visera se jugaba sin inconvenientes. Gracias a las nuevas obras realizadas, que llevan la capacidad de bombeo de agua a casi un (1) millón de litros por hora, hoy se busca recuperar y hasta mejorar aquella reputación. 

A fines del año pasado, mientras se comenzaba a desarrollar la ingeniería para la instalación mecánica, civil y eléctrica de las bombas pluviales, se procedió a relevar la situación conforme a obra de la cisterna ubicada en el playón de Erico y su conexión con la fosa. Fue necesario quitar los encofrados y andamiaje internos de la cisterna remanentes de la construcción, limpiar barros, sellar, rehacer tabiques y losas, instalar rejillas y bocas de acceso. También en las zonas de mayor acumulación de agua en el campo de juego se abrieron nuevos agujeros de drenaje, se destaparon los existentes y se efectuaron dos pozos e instalaron una bomba en cada uno, en la zona conocida como de la vertiente o el aljibe (aledaña al túnel visitante en la doble visera / esquina Erico con tribuna norte en el actual LDA). En la vereda de Alsina (puerta 2) se conectó el caño proveniente de la cisterna con la red de la Municipalidad de Avellaneda (colecta al caño que por la calle nueva desemboca en el maestro sobre la avenida Hipólito Yrigoyen).

Luego se realizó la instalación de las bombas en la cisterna. Esta tarea requirió de más de tres (3) toneladas de acero en cañerías, válvulas, accesorios y soportes. También se vertieron alrededor de cinco (5) metros cúbicos de hormigón y se tendieron más de un mil quinientos (1500) metros de cable trifásico subterráneo. 

Tras realizar los ensayos de arranque pertinentes y otras tareas complementarias se dio paso a la demolición de los tabiques de hormigón que contenían el paso del agua desde la fosa a la cisterna. De esta manera el circuito de drenaje quedó completo y las bombas y mangueras provisorias que se venían utilizando fueron retiradas. 

Los trabajos continúan ya que todavía quedan por completar los drenajes perimetrales del campo de juego, la configuración del automático de las bombas, limpieza total del foso, algunas terminaciones en hormigón y la instalación de rejillas faltantes en sumideros. Estas tareas ampliarán la capacidad y harán más eficiente al sistema, que de todas maneras ya está funcionando a satisfacción.

· Galerías de imágenes ·

357747760992589