Estadio Libertadores de América

MAPA Y CAPACIDADES

Mapa y Capacidades Estadio Libertadores de América
Detalle Ubicaciones Estadio Libertadores de América
VwRAmbaadQs

Historia

SUS ANTECESORES:

PRIMERA CANCHA: 1905
Boyacá y Camarones (Flores Norte, hoy Villa General Mitre)

Luego de descartar por oneroso un terreno delimitado por las calles Boyacá, Terrero, Bacacay y las vías del Ferrocarril Oeste (hoy TBA, ex Sarmiento), los jóvenes dirigentes de Independiente decidieron arrendar una fracción del lote de la sucesión de Piana sito en la zona conocida como la del Lavadero de Flores (por Boyacá cruzando el arroyo Maldonado).

En estos primeros años del siglo XX, la urbanización del pueblo de Flores anexado a la Capital Federal no mucho tiempo atrás, apenas llegaba hasta el Camino de Gauna, (Gaona), comenzando a partir de aquí, grandes descampados hasta el Maldonado, el cual se salvaba a través del puente de madera de Boyacá, ingresando a la naciente Villa Santa Rita, creada a partir del loteo de la chacra de la Familia Garmendia. Hacia el este, en lo que hoy catastralmente se conoce como Villa General Mitre, subsistían amplios lotes sin dividir aun, el lote correspondiente a la sucesión de Juan Piana fue el elegido, delimitado por las calles Boyacá, Caracas, San Blas, con fondos en el Arroyo Maldonado, en la intersección de Boyacá con Camarones, a pocos metros del terreno donde hoy se encuentra el estadio de la Asociación Atlética Argentinos Juniors, allí instaló el Independiente Football Club su primer field propio.

Esta zona iba mutando gradualmente su aspecto rural de extensos alfalfares, tambos, quintas y hornos de ladrillo, en los cuales comenzaban a levantarse modestas barriadas obreras alrededor de industrias insalubres que eliminaban sus desechos en el cercano arroyo Maldonado. Una de estas industrias precisamente era la Tintoreríay Lavadero de Flores S.A. ubicado en Terrero 1640 (Flores) con Casa Central en Esmeralda 345 y Sucursales en Florida 599 y Rivadavia 6890, que desechaba sus enjuagues en el arroyo, muchos chicos de la zona, en verano se costeaban hasta allí para remojarse bajo los chorros de agua fresca y a veces limpia, que el lavadero derramaba en el arroyo. Las calles no tenían veredas y los días de lluvia se convertían en fangales intransitables. Solo los "breaks" conocidos por los lugareños como "breques" se aventuraban por allí, eran carros tirados por uno o dos caballos y que constituían el único medio de transporte por esas calles embarradas de miseria.

En esta zona de orilleros, cuchilleros y guapos tangueros, donde el viento traía por momentos olores a madreselva, y por momentos a podredumbre, el INDEPENDIENTE FOOTBALL CLUB comenzaba a escribir su historia deportiva.

Orgullosos, los fundadores, dedicaron agotadores esfuerzos al acondicionamiento del terreno, el cual fue arrendado por 12 pesos mensuales, cortando con las guadañas los cardales y cicutas, delimitando los límites del campo de juego con la zapa de cardar, realizando la pequeña zanjita en forma de V, la cual era rellenada a continuación por la regadera con la suspensión de cal apagada, quedando así marcado el perímetro del "ground"de 107 x56 metros con esas líneas blancas de cal, armando los arcos con postes de ñandubay, clavando los ganchos para colocar la red. Todo quedaba listo así, para el primer encuentro.

Para guiar a los visitantes se había clavado en la pared del Almacén Del Chiodo, también conocida como "Almacén del antiguo clavo" una chapa con la leyenda "Al field del Independiente Foot-Ball Club" y una mano con el índice extendido señalando la dirección, al noroeste de la esquina de Gaona y Boyacá, donde estaba ubicado dicho almacén. Esa chapa subsistió hasta el año 1935 oxidándose gradualmente hasta que alguien la tiró o la guardó convirtiéndola en una de las más preciadas piezas de museo de la mitología independentista. Los socios se comprometieron a alambrar el field los domingos y días festivos a la mañana y retirar el alambre a la noche.

Para llegar al field los equipos del centro tomaban el tranvía "eléctrico" hacia Flores en Callao y Córdoba, por esta última se dirigía al oeste desviando en Chaco (hoy Ángel Gallardo) y siguiendo por el Boulevard de Gauna o Gaona, hasta la esquina de Boyacá donde el cartel de lo Del Chiodo los orientaría, era usual que uno o más integrantes del equipo local los esperasen en un sitio a convenir a fin de llevarlos hasta el field caminando las diez cuadras que los separaban de la parada del tranvía. El contrato de alquiler del terreno se firmó a fines de marzo y fue ratificado en la sesión ordinaria del 13 de abril de 1905.

El primer partido registrado en esta cancha fue el domingo 19 de marzo de 1905 ante el Club Almirante Togo, siendo suspendido el partido por incidentes cuando Independiente ganaba por 1 a 0. Ese día Independiente formó con Arístides Langone; Víctor Camino y Andrés Ferrier; Cristóbal García, E. Marchese y Juan Darnay; Alfredo Langone, Rosendo Degiorgi, Antonio Cabana, Alejandro Dumé y Ernesto Degiorgi.

Los teams de Independiente disputaron en esta cancha 25 partidos, ganaron 12, empataron 4, perdieron 5, fue suspendido 1 y se desconoce el resultado de los restantes 3.

Entre los partidos ganados se destaca el del 27 de agosto ante Boca Juniors 4 A 1 por la Copa Villalobos. El último partido jugado en esta cancha fue el 10 de septiembre de 1905 ante Estudiantes Juniors con triunfo de Independiente.

SEGUNDA CANCHA: 1905
Donato Álvarez y Av. San Martín (Villa General Mitre)

A mediados de septiembre de 1905 la apertura de la calle Camarones y sus aledañas, provocaron la fractura del lote de Piana, obligando a abandonar imprevistamente el terreno de Boyacá y Camarones, que ya por ese entonces no se encontraba en muy buenas condiciones ("un bañado con dos zanjas" a decir de los rivales). Decidieron trasladarse a solo cinco cuadras de allí: a Bella Vista (hoy Donato Álvarez) al 2000, en la intersección con el Camino a San Martín(hoy Avenida San Martín). Frente al antiguo lote triangular de Jorge Klein coexistían varios hornos de ladrillos por ejemplo los de Arzani y Equitanti, allí se establecieron durante la segunda mitad del año. Este pequeño paso hacia una zona más accesible, da nuevos bríos a los cada vez más numerosos socios y directivos imbuidos de una firmeza sin par.

Para ratificar este gradual pero firme avance, el club organizó su propio campeonato: el TROFEO INDEPENDIENTE enfrentando en la primera fecha el 21 de septiembre de 1905 al Maipo Banfield Football Club, al cual derrotó 4 a 0.

La estadía en este estadio fue efímera, pues en diciembre del mismo año abandonan el predio.

TERCERA CANCHA: 1906
Avenida Alvear (Del Libertador) y Tagle (Recoleta)

En Diciembre de 1905 asume una nueva Comisión Directiva con pocos cambios entre sus integrantes; sigue inamovible Arístides Langone como presidente; el vice es Antonio Diez, secretario Juan Darnay, prosecretario: Rosendo Degiorgi, tesorero: Carlos Degiorgi, pro tesorero: Andrés Castagneto, vocales: José Hermida, Severo Rodríguez, Franco Chagneaud, Román Selles y Marcelo Degiorgi.

Se nombra de inmediato una subcomisión para que consiga un nuevo field que cumplimente los requisitos de la Asociación. Logran obtener el alquiler de las instalaciones del campo deportivo conocido como Plaza de ejercicios físicos del Colegio Nacional Oeste (actual Colegio Nacional Mariano Moreno) con domicilio en la Avenida Alvear 1201.

En este terreno, actualmente ocupado por la Plaza República Oriental del Uruguay, estaba delimitado por la Avenida Alvear (hoy Avenida del Libertador Gral. San Martín), Tagle, Gallo (Austria, hoy) y por detrás el viaducto del recientemente (por ese entonces) desactivado ramal del Ferrocarril de Buenos Ayres y Rosario, que discurría por lo que hoy día es la Avenida Figueroa Alcorta, por esos años inexistente. Este barrio bajo de la Recoleta era conocido como la "Tierra del Fuego" debido a las fogatas que encendían los linyeras que hacían rancho por esos aledaños.

El Colegio arrendaba el campo de juego por diez pesos mensuales, con la tranquilidad para el Independiente Football Club que la cancha poseía medidas reglamentarias, alambrado y casilla.

En este terreno había jugado Estudiantil Porteño y se realizaban en él los torneos ínter facultades, en los cuales descollaba el representativo de Facultad de Derecho, varios años después sería célebre por albergar al estadio de River Plate pero unos metros más hacia la Avenida Alvear.

Los últimos partidos del Trofeo Independiente se disputaron aquí, inclusive la final entre La Prensa y Estudiantil Caballito, siendo vencedor el primero por 3 a 0, el partido fue dirigido por el referee Sr. Arístides Langone. Independiente A, le ganó los dos partidos al Maipo Banfield, al que ya tenía "de hijo" (2 a 0 y 4 a 0), a Remember también le ganó los dos encuentros, con 1º de Mayo, ganó uno y empató el otro, con Sports Argentino perdió uno y empató la revancha, perdió ambos juegos (1 a 3 y 0 a 4) con el representativo de La Prensa, a la sazón campeón del torneo.

Durante el verano Independiente disputó 12 encuentros por la Liga Central de Verano, perdiendo la mayoría de ellos. Es aquí que Independiente logra inscribirse en la Argentine Football Association (la liga oficial) pero a la hora de las inspecciones para habilitar las canchas, este terreno de juego fue rechazado por la Comisión Fiscalizadora de Fields de la AFA por el mal estado del campo, cuyo césped estaba muy raleado lo que impedía el normal desarrollo del juego.

CUARTA CANCHA: 1906
Espinoza y Dorrego (Paysandú)

Una nueva Comisión renovada en parte decide volver a la zona del Arroyo Maldonado ya que no tenía sentido seguir pagando el costoso arrendamiento del campo del Colegio Oeste y no poder disponer de él para jugar el la liga oficial.

Hubo tramites para actuar como local en el field del Colegio Nacional Sud (hoy Colegio Nacional B. Rivadavia) en la zona del puerto Madero, donde actualmente se ubica el campo de deportes del Nacional Buenos Aires, pero pese a que se anotó en los fixtures de la Liga Central como local allí, no llegó a actuar en ese lugar.

No se retorna como suele decirse a la cancha de Bella Vista y San Martín, sino a una zona vecina más alta y a salvo de las inundaciones frecuentes que anegaban aquella, pese a que estaba pegado al Maldonado, el lote escogido quedaba en Espinosa y Dorrego (hoy Paysandú), delimitado por Cucha Cucha y Fragata Sarmiento en el flamante barrio de La Paternal.

El 27 de mayo inauguran el nuevo field de La Paternal con una victoria ante el Mariano Moreno A por 3 a 0. Independiente disputó aquí de local 15 partidos.

Para llegar a esta nueva locación se recomendaba a los rivales tomar el tranvía de Buenos Ayres y Belgrano líneas 31, 32, 33 y 34 en Rivadavia y Paseo de Julio(hoy LeandroN. Alem), hasta Charcas y Callao, donde se hacía combinación en Callao y Paraguay con los tranvías de la Compañía Tramways Eléctricos de Buenos Aires ("el eléctrico") cuya línea 98 por el trayecto Paraguay, Riobamba, Córdoba, Río de Janeiro (hoy Estado de Israel), Chubut (hoy Ángel Gallardo), Gaona hasta la parada de Espinosa, de allí caminando seis cuadras, se atravesaba el puente del Arroyo Maldonado por el Camino aSan Martín y de allí al norte, a 100 metros, sobre la calle Espinosa, en un terreno sin lotear con unas banderolas colgadas de dos mástiles, estaba instalado el 4º field delIndependiente Football Club.

Aquí transcurriría la última mitad del año 1906, el segundo año de vida del club

QUINTA CANCHA: 1907 – 1911
Manuel Ocantos al 500 (Crucesita Este)

La Comisión compuesta por Arístides Langone, Antonio Diez, Juan Darnay, Severo Rodríguez y Carlos Degiorgi, fue la encargada de recorrer locaciones buscando alguna apropiada para instalar el nuevo field del Independiente F. C.

Un amigo personal de los Degiorgi, el jugador Juan Irigoyen, trajo la propuesta de ir a ver un campito en Avellaneda.

A mediados de enero de 1907 se dirigieron a ver el terreno los señores Carlos Degiorgi, Arístides Langone y Juan Irigoyen, el mismo quedaba en el pueblo de Giménez o Ximénez (perteneciente a la localidad Crucecita) en la zona de quintas veraniegas, conocida como "La quinta de Núñez", un buen terreno, parejo y cubierto de césped fue la fracción elegida pertenecía al baldío conocido como el "Potrero de García" la cual medía 100 metros por 120 de fondo, el frente daba sobre la calle Manuel Ocantos con entradas en los números 540 y 600 entre Gutiérrez y Estanislao del Campo con fondos a Dardo Rocha.

Irigoyen presentó a los miembros de la comisión al encargado del campo, el señor Buenahora, con el que se realizó un convenio de arrendamiento por el término de 5 años pagando la suma de 15 pesos mensuales.

También se alquiló otro pequeño predio en la cuadra de enfrente de 10 metros por 10, fondo de la propiedad de Don Scoparo en el cual se instaló la casilla que haría las veces de vestuario y baño, por este se abonaba 10 pesos.

Como el club no contaba con los recursos necesarios, los miembros de la Comisión Directiva aportaron de su bolsillo 20 pesos cada uno destinados a financiar los trabajos que debían realizarse: una casilla de 4 x 3 metros construida con chapas usadas; un cuarto de baño de 3 x 1 metro el cual tenía como depósito de agua un medio barril con una flor. El agua la traían del cercano arroyo de la Crucesita en un carro tirado por un caballo. El alambrado perimetral era de dos hilos con un poste cada 10 metros.

Se diagramaron dos turnos de trabajo: uno (Degiorgi, Langone y Ernesto Maillard) para la construcción de la casilla, otro (Diez, Severo Rodríguez y Juan Irigoyen) para arreglar y alambrar el field.

El primer partido disputado en este field fue el 3 de febrero de 1907 ante Colón de San Telmo por el Campeonato de Verano de la Liga Central de Football.

El 3 de abril de 1907, exactamente a las 16 horas, se apersonó al field de la calle Ocantos la Subcomisión de Inspección de Fields de la Argentine Football Association, encabezada nada menos que por el implacable Doctor Reyna. Luego de revisar hasta el último resquicio del terreno, el burócrata le manifestó a Langone y a Degiorgi que el field no estaba en condiciones aptas para ser aceptado en la liga oficial. Viendo derrumbado en un instante todo el esfuerzo de meses, Carlos Degiorgi, aparto a Reyna y le dijo: "¿ve usted Dr. todo eso?, eso es una obra de patriotismo y amor al deporte, de no haber sido por eso ni yo ni mis compañeros nos hubiésemos puesto a emprender esta gran obra, porque para nosotros que no entendemos nada de construcción es una gran obra, tuvimos el valor de sacrificarnos física y monetariamente en esta empresa solo por el amor que sentimos por este viril juego que es el football. Sería una falta de consideración de parte de ustedes rechazar e inhabilitar a los aficionados que se agrupan bajo la bandera de nuestro club para practicar este deporte. Le ruego quiera UD aceptarlo, que para el próximo año trataremos de ponerlo en mejores condiciones". Reyna dirigiéndose a su colaborador le dijo "seríamos muy poco sportsmen si a estos sacrificados muchachos le rechazáramos el field". Luego de deliberar un instante en secreto, ambos encararon a Degiorgi diciéndole: "aceptamos vuestro field, no por sus condiciones sino por vuestro sacrificio".

El domingo 21 de abril de 1907 el primer team de Independiente jugó su primer partido oficial de su historia, fue derrotado por el Club Comercio por 3 a 1 y los blancos de Avellaneda formaron con Ernesto Maillard; Elías Cafferata y José Irigoyen; Américo Pozzo, Alfredo Langone y José Hermida; E. García, Juan Irigoyen, Armando Guichandut, Miguel Fasullo y Blas Guichandut.

El primer triunfo en esta cancha llegó el 19 de mayo de 1907 y fue ante Nacional (ex Gath & Chaves) por 2 a 0. EL 10 de mayo de 1908, Independiente estrenó su camiseta roja ante Banfield derrotándolo por 9 a 2. En esta cancha se disputó en 1909 el primer encuentro internacional de los Rojos de Avellaneda enfrentando al Bristol de Montevideo, Uruguay (empate 1 a 1) en ocasión de estrenar nuevas tribunas.

El último partido de Independiente en esta cancha fue el 11 de junio de 1911 frente a Nacional (coincidentemente fue el mismo rival que enfrentó por primera vez en este lugar) fue empate en 1 y el gol rojo fue obra de Amadeo Chiarella.

Independiente en Manuel Ocantos disputó por partidos oficiales entre 1907 y 1911 36 partidos, ganando en 24 ocasiones, empatando en 4 y perdiendo solamente en 8. Convirtió 83 goles y le señalaron 37. Mantuvo invicta la cancha en 1908.

SEXTA CANCHA: 1911 – 1928
Avenida Mitre 1987 (Crucesita Oeste)

El crecimiento incontenible de Independiente propició que se debiera abandonar la cancha de Manuel Ocantos en búsqueda de otra más amplia.

Con una multitudinaria fiesta se estrenó el 9 de julio de 1911 el field de la Avenida Mitre N° 1987 cuya entrada estaba en la intersección de dicha avenida con la calle Lacarra.

El partido inaugural se disputó ante Estudiantil Porteño y venció Independiente por 1 a 0 con gol de Amadeo Chiarella.

En ese partido, Independiente formó con: José Belloc; Juan Dowyer y Manuel Deluchi; Carlos Moretti, Ernesto Sande y Seberino Mazzella; Santiago García, Amadeo Chiarella, Juan Hospital, Enrique Colla y Juan Gelmi.

El último partido fue ante el mismo rival el 22 de enero de 1928 por 4 a 0. El último gol en esta cancha lo convirtió Raimundo Orsi a los 40 minutos del segundo tiempo. Sus triunfos más memorables en este estadio fueron un 2 a 0 a San Lorenzo el 27 de mayo de 1923 cuando se consagró por primera vez campeón (perteneciente a la temporada 1922). Un 7 a 4 ante Racing el 18 de diciembre de 1927 y el recordado triunfo ante el poderoso F. C. Barcelona 4 a 1 el 11 de agosto de 1928.

Este estadio sufrió un calamitoso incendio la madrugada del 4 de agosto de 1923 que destruyó completamente sus instalaciones de madera, las cuales en pocos meses fueron reconstruidas. Este hecho fue determinante para que la séptima cancha fuera de material ignífugo.

SÉPTIMA CANCHA: 1928
Actualidad – Cordero (Hoy Bochini) y Alsina

En 1925 ante la inminencia de la venta del terreno de Mitre y Lacarra, la CD decide de manera urgente abocarse a la búsqueda de un nuevo terreno para erigir un nuevo estadio. Se priorizó la compra definitiva de este lote para permanecer en el mismo sitio que los acogía desde 1911. La condiciones de los propietarios fueron inaceptables y el monto pedido, exorbitante, con lo cual quedó firmada la sentencia virtual de desalojo.

Se barajaron terrenos en Wilde y en Villa Domínico, pero la idea era quedarse en el casco urbano de Avellaneda. Fue así que la inmobiliaria de los hermanos Lavista le ofreció a Pedro Canaveri y demás miembros de la Comisión, el terreno situado en el Cuartel I°, detrás de la cancha de Racing en la zona conocida como "el pantano de Ohaco" y delimitado por la calle Alsina, los fondos del terreno de la academia y las vías del FCS y FCO. Cuando los directivos se apersonaron al predio que en realidad era un bañado inundable en el cual se decían que "los días de lluvia hasta las vacas nada­ban", tomaron el desafío de adquirirlo, ponerlo en condiciones y erigir en él el más impresionante estadio de football de toda América. Obviamente fueron tildados de locos, ilusos y soñadores por sus allegados y la opinión pública, pero en su íntima convicción sabían que la empresa era posible solo con el aporte y esfuerzo de todos los socios de Independiente.

Se comenzaron a trazar los planos y se nombró una Sub comisión de Obras formada por Joaquín Cézar, Carlos Ferrari y Germán Seoane. Se determinó que la primera obra en ser efectuada, aun antes de proceder al rellenado del predio, sería la construcción de un túnel subterráneo que comunique la zona de vestuarios con el field, para evitar la intromisión de personas ajenas a la Comisión Directiva y al plantel.

El domingo 20 de diciembre de 1925 a las 9 hs, se tomó posesión del terreno. El miércoles 20 de octubre de 1926 se procedió a la licitación de construcción del nuevo estadio.

Se presentaron las siguientes ofertas: Mauricio Kinbau; Federico Garófalo; Christian & Nielsen; Compañía General de Obras Públicas; Wayss & Freytag; Negroni y Ferrari; Otto Gottschalk; Mancini Hnos.; Dickeroff & Wid­man; Arienti y Maisterra; R. Galli y E. M. Conforti.

Las bases aconsejadas para la construcción de la Tribuna Oficial contemplaban tres tipos de cons­trucción:

Proyecto A: tribuna de cemento armado con techo a dos aguas.

Proyecto B: tribuna de cemento armado con techo a un agua.

Proyecto C: tribuna de cemento armado en voladizo, es decir sin columnas que molesten la visual.

De los 12 proyectos presentados fue elegido el del Ingeniero Federico Garófalo, el cual diseñó una tribuna en un estilo moderno único en Sudamérica que además de expresar un avance arquitectóni­co en materia de estadios de football representa un costo beneficioso para el club.

Esta tribuna por sus dimensiones y estilo será la primera que se construye en estadios destinados a la práctica de football en toda Sudamérica.

La tribuna a construirse tendrá una extensión de 157 m de largo, abarcando una extensión de 117 m por el costado del field que da a la calle Alsina y 20 m por cada lado de la cancha que dan al terraplén del F.C. del Sud y los fields de divisiones inferiores del Racing Club, respectivamente. Contará con 35 escalones lo que le dará una capacidad aproximada de 30.000 espectadores. Su construcción será análoga a la existente en el nuevo Hipódromo de Río de Janeiro. Será techada en toda su extensión, también a base de cemento armado y en forma que ha de constituir un bello trabajo de arquitectura. En cuanto a la tribuna que actualmente el club posee en Crucesita, será co­locada en el costado de las populares. Como se sabe ésta tiene 70 m de extensión con 35 escalones y una capacidad aproximada de 11.000 personas; como su construcción es de hierro permite ser agrandada posteriormente hasta unirlas con la gran tribuna oficial.

Se calcula que luego de agregar a ambas tribuna los dos terraplenes, la capacidad del estadio será de 90.000 personas siendo la primera cancha que contará con tribunas populares casi totalmente techadas.

Finalmente y luego de sortear innumerables contratiempos se inauguró el Estadio el 4 de marzo de 1928. Los que llegaron a presenciar este match inaugural ante Peñarol de Montevideo, se encontraron con una maravillosa tribuna techada completamente de cemento armado y visera en voladizo, sin columnas que la sostengan ni dificulten la visual, 31 escalones a lo largo de 157 metros y una inclinación de 28º. Entre ésta y el field se extiende un terraplén embaldosado de 120 m de ancho por 12 de ancho. En ambas cabeceras se alzan dos tribunas también de concreto de 81,10 m por 35 escalones (sin techar) y en el sector opuesto a la tribuna visera, se instaló la vieja estructura de hierro que servía como tribuna oficial en el field de Mitre y Lacarra hasta enero de este año. La misma posee 31 escalones y mide 70 m de largo, y por delante de ella se construyó un terraplén de 12 m de ancho embaldosado.

El field ha sido elevado varios metros por encima del nivel del suelo empleando para ello decenas de miles de carros de tierra, ha sido nivelado y sembrado con los mejores pastos para field. Se en­cuentra perfectamente delineado y sus medidas son las máximas que permite el reglamento.

Todo el predio ha sido cerrado por muros de cemento armado habilitándose boleterías, baños y confitería. Se espera en lo inmediato reemplazar la tribuna de hierro provisoria por una enteramente de cemento armado.

Debajo de la tribuna oficial se encuentran los vestuarios, ambos: locales y visitantes con los mismos servicios (múltiples lluvias con agua fría y caliente, lavabos, w.c., roperos de acero con su respec­tivo candado, perchas plegadizas). De cada vestuario sale el camino al túnel subterráneo por el cual se sale al field. Además hay una sala de primeros auxilios muy completa donde serán atendidos los jugadores lesionados.

A lo largo del field se ha instalado una amplia fila de palcos en las que se instalarán las damas, los miembros de las CD de ambos clubs, consejeros de la AAAF, periodistas e invitados especiales.

Tanto la tribuna oficial como las populares cuentan en su parte posterior escaleras cuyo uso evitarán aglomeraciones en las bocas de acceso.

Independiente en su primer partido en este nuevo estadio formó con: Néstor Sangiovanni; Carlos Debuglio y Ernesto Chiarella; José Bautista Pérez, Guillermo Ronzo­ni y Luis Martínez; Zoilo Canaveri; Alberto Lalín, Luis Ravaschino, Manuel Seoane y Raimundo Orsi.

Empataron 2 a 2 y el primer gol lo convirtió Raimundo Orsi a los 16 minutos del primer tiempo.

El primer partido oficial se jugó el 29 de abril de 1928 por la segunda fecha del campeonato ante Sportivo Buenos Aires finalizando con un empate en cero.

El primer triunfo se suscitó el domingo 10 de junio de 1928 cuando los rojos derrotaron 5 a 1 a Almagro, convirtiendo el primer gol oficial Alfredo Paolinetti al los 7 minutos.

MODIFICACIONES A LO LARGO DE LOS AÑOS
13 de abril de 1930:

Se inaugura ante Racing (triunfo 3 a 1) la nueva disposición del campo de juego, girado en 90º ahora con una orientación norte – sur con lo cual la portentosa visera de cemento ahora cobija al arco norte y con el terraplenamien­to de las tribunas laterales y las populares donde pronto se alzarán tribunas de cemento que cerrarán el perímetro de todo el field.

10 de diciembre de 1938:

En el partido adelantado de la 33ª fecha entre los primeros equipos de Racing Club y Gimnasia y Esgrima, donde la Academia hizo las veces de local por tener su cancha suspendida, se disputó el primer partido oficial con iluminación artificial en el Estadio de Independiente.

20 de agosto de 1961:

Se inaugura la visera lateral oeste sobre la tribuna que da espaldas a las vías del Ferrocarril Gral. Roca A partir de este momento la cancha de Independiente comenzó a se llamada popularmente como "La doble visera de cemento". Ese día enfrentó a Racing derrotándolo por 4 a 0 con 2 goles del brasileño Joao Lanzoni Netto, uno de Abeledo y el restante de Luis Suárez.

20 de mayo de 1968:

Comienza a construirse sobre las tribunas que dan espalda a la calle Cordero (hoy Bochini) la llamada "bandeja Cordero" oficialmente conocida como Tribuna Herminio Sande.

10 de octubre de 2005:

El Club decide hacer una encuesta en el sitio oficial, debido a que carecía de nombre oficial, el estadio comenzó a llamarse, Libertadores de América tras estar ganando hasta minutos antes del escrutinio final el nombre de Ricardo Enrique Bochini, enfrentado con el entonces presidente Comparada.

8 de diciembre de 2006:

Último partido jugado en la antigua "Doble Visera" previo a su demolición: perdió 2 a 1 con Gimnasia y Esgrima de Jujuy. El último gol en esta etapa de la cancha lo convirtió Federico González.

28 de octubre de 2009:

Con un cuarenta por ciento del estadio sin finalizar, se disputó en el Nuevo Estadio Libertadores de América el primer partido oficial: fue triunfo ante Colón de Santa Fe 3 a 2 y el primer gol lo convirtió Andrés Silvera.

Noticias Estadio Libertadores de América

Nueva Tribuna Bochini

Luego de intensos días de trabajo y de esfuerzos mancomunados entre distintas subcomisiones del club, en el partido ante Villa San Carlos se habilitó la tribuna Bochini Alta Sur con capacidad para 1785 espectadores.

Comenzaron las obras en la tribuna Bochini Alta del Estadio Libertadores de América, con la realización del piso del pasillo interno. Además continúan los trabajos en la zona de Palcos y Cabinas con las soldaduras de las estructuras metálicas.

Comenzaron los trabajos que permitirán habilitar la tribuna Bochini Alta Sur para las primeras fechas de la segunda rueda del campeonato. Las butacas ya se están produciendo.