Fútbol Profesional
7 de marzo de 2018

El club de los 50

Ariel Holan alcanzó medio centenar de partidos como entrenador de Independiente. Mirá qué otros técnicos llegaron a esa cifra.

A+ A- A=

Holan ingresó al club de los directores técnicos que llegaron a los 50 partidos dirigiendo a Independiente. Lo hizo en forma brillante goleando a San Martín de San Juan. No son muchos los entrenadores que han podido llegar a esa cifra en el club y teniendo el éxito de Ariel. Porque si bien llegar a medio centenar de encuentros dirigidos parece una cosa fácil de lograr, la realidad dice todo lo contrario. Los resultados son siempre los que mandan, pero lo mejor que le pasó al Rojo es haber encontrado en Holan un DT que le devolvió la identidad y en poco tiempo hizo un equipo por demás competitivo y logró un título internacional en su primer año a cargo. Acá, un repaso de quienes pudieron llegar a los 50...

Guillermo Angel Ronzoni, jugador de Independiente en tiempos de amateurismo (completó más de 240 partidos) tiene un récord muy difícil de superar. En sus primeros 50 partidos como entrenador logró 40 victorias, 4 empates y sufrió 6 derrotas. Con semejante campaña logró la triple corona de 1938 (la Liga y dos copas nacionales), circunstancia que luego repitió en 1939.

Recién en 1964 otro DT pudo completar el medio centenar de partidos. Semejante gratitud le perteneció a Don Manuel Giúdice, quien con una marca de 29-12-9, llevó al Rojo a ganar la Liga y la Copa Libertadores.

Oswaldo Brandao dirigió a Independiente entre 1966 y 1967, justamente lo hizo en 50 ocasiones (26-16-8) y se dio el gusto de ganar el primer campeonato Nacional, además de realizar una magnífica campaña en el Metropolitano.

Resulta muy curiosa la época dorada de los 70 en Independiente. Dellacha, Ferreiro y Maschio se alternaban en la conducción pero ninguno llegaba a los 50 partidos. Finalmente fue Pipo Ferreiro (22-12-16) quien los cumplió desde 1973 y en ese segmento logró la Copa Intercontinental.

El siguiente en cumplir con la marca fue José Omar Pastoriza (23-17-10). El Pato llegó en 1976 y enseguida ganó la Copa Interamericana. El límite fue el Metropolitano 1977, torneo que Independiente fue segundo de River. Claro, después se llevó el bicampeonato de los nacionales 77 y 78.

En 1982, Nito Veiga reemplazó al Zurdo López y cumplió una campaña tan brillante como injusta por no poder festejar un título. Sin embargo, el entrenador es reconocido unánimemente como el padre de un equipo que luego logró todo. Su récord de 27-18-5 merecía mucho más que los dos subcampeonatos frente a Estudiantes LP.

Fue el Pato Pastoriza el primero y el único en cumplir como mínimo 2 ciclos de 50 partidos consecutivos. En 1983, Independiente sale Campeón del Metropolitano y empieza a cimentarse la última Libertadores. Los números indican 25-18-7, marcas pocas veces logradas en el mundo de hoy.

El Indio Solari arrancó en 1988 y sus cifras indican un escueto 18-14-18. Hizo limpieza en el primer semestre y luego sus números mejorarían con el título de 1989 y le quedó la espina de la Supercopa que perdió por penales frente a Boca.

Para 1994 llegó Miguel Brindisi y el el mejor fútbol volvió a la Doble Visera. Muchos empates opacan su promedio a 20-20-10. Sin embargo, en tren de merecimientos, tuvo su justo premio con los títulos del Clausura y la Supercopa en ese período.

César Luis Menotti, durante su segundo proceso entre 1998 y 1999 , llegó a cumplir 50 partidos consecutivos. Fue una época con pocos resultados conseguidos: 15-18-17.

El Tolo Gallego regresó al club en el 2009 luego de haber ganado el Apertura 2002. En esta ocasión, sí pudo completar 50 partidos (23-10-17). No fue una época tan próspera como la anterior, pero realizó dos grandes torneos y logró la clasificación a la Sudamericana 2010, posteriormente obtenida por el Rey de Copas.

El Turco Mohamed, entre 2010 y 2011, cumplió 51 partidos como entrenador del Rojo y en sus primeros 50 encuentros tuvo un magro 16-19-15, matizado por la espectacular obtención de la Copa Sudamericana.

La historia finaliza con Ariel Holan, quien cumplió 50 partidos con un gran triunfo 4-0 ante San Martín en San Juan donde nunca el CAI había ganado. Sus números indican 25-17-8. Ganó la mitad de los partidos y apenas perdió el 16% de los juegos. Fue campeón de la Copa Sudamericana en el Maracaná y al cabo de esta cifra de juego le devolvió el respeto a la pelota, a la organización, al trabajo y mucho más. El saludo histórico es una marca registrada y la identidad por el sentimiento es tan profundo como gigantes son las expectativas por este 2018.

Desde Ronzoni hasta Holan, todos aquellos entrenadores que cumplieron 50 o más partidos en ciclos prolongados dejaron la imborrable marca de algún campeonato y el distintivo sello por un exquisito paladar. Esto es Independiente, en un merecido homenaje a grandes entrenadores de nuestra historia.