Fútbol Profesional
7 de marzo de 2018 · Superliga 2018/18. Fecha 18

El Zonda Rojo

Independiente goleó 4-0 a San Martín en San Juan, una provincia en la que nunca había ganado de manera oficial.

A+ A- A=

Independiente tuvo una recuperación rápida luego de la caída contra Deportivo Lara en su debut por la Copa Libertadores. En su visita a San Juan, vapuleó en todos los sentidos a San Martín. Lo goleó 4-0 con pasajes de gran fútbol. Volvió a ser el equipo solidario, compacto y con juego que lo llevó a obtener la Sudamericana en el Maracaná. Así, con los tres puntos en la mano, trepó al tercer puesto de la tabla, que comparte con San Lorenzo y con el cual tiene el partido postergado (se jugará en Avellaneda el 4 de abril), manteniendo su lugar en la clasificación de la CL 2019.

Dicen siempre que los partidos hay que jugarlos y que las estadísticas pesan. De antemano, la visita al Hilario Sánchez era por demás peligrosa. La actuación en Venezuela no fue buena y había que ver cómo reaccionaba el equipo. Y en la cancha demostró que sólo fue una falsa actuación la de Barquisimeto. Desde el vamos arrolló al Verdinegro con presión, posesión, fútbol y situaciones. Todo se hizo más fácil luego del gol de Benítez, que tuvo una gran toque del Torito Rodríguez para Meza, quien asistió de cabeza estando de espaldas al arco para que de frente el misionero la pare y defina de zurda. El rival sólo empujó pero sin crear peligro.

La diferencia era exigua y así lo comprendió el Rojo. No salió al segundo tiempo esperando que los minutos pasen. Al contrario. Fue a definir el pleito con las mejores armas que muestra el equipo de Ariel Holan. Con Meza manejando los hilos y el resto de sus compañeros asociándose. Bustos volvió a ser el Tractor, Rodríguez y Domingo complementándose a la perfección, Leandro Fernández siendo ese delantero incisivo, Gigliotti trabajando de pivote y Martín Benítez desplegando toda su calidad. Fue tan pero tan buena la tarea en esa etapa que el rojo no bajó su nivel ni con los cambios. Gaibor, Menéndez y Brian Romero también se enchufaron para que se concrete una goleada espectacular en una tierra que venía siendo esquiva. Nunca se había ganado en ese provincia en siete partidos. Tres derrotas y tres pardas contra el SMSJ y otra derrota ante Desamparados. En una zona de Cuyo muy hostil en cuantos a resultados para el CAI, ya que la última alegría había sido en el Nacional 69 frente a San Martín de Mendoza (2-0 con tantos de Yazalde). Mucho tiempo, pero por fin se pudo quebrar la mala racha dando una prueba de fútbol y carácter como tantas veces se han dado en este ciclo de Holan. El Rojo fue un Zonda.