Fútbol Profesional
22 de febrero de 2018

Siempre el Orgullo Nacional

Luego de empatar 0-0, Independiente cayó por penales ante Gremio y perdió la Recopa. El Rey de Copas dejó todo y aguantó gran parte de la serie con un hombre menos.

A+ A- A=

Se dio todo. Independiente se quedó en las puertas de obtener la Recopa Sudamericana al caer por penales (4-5) frente a Gremio. Luego de los 120 minutos que terminaron en un 0-0 más los 90' del 1-1 en Avellaneda, no se puede objetar nada a los muchachos vestidos de rojo y al cuerpo técnico. Lucharon hasta el último instante a pesar de que ambos partidos el VAR hizo expulsar a dos jugadores del CAI. El campeón de la Libertadores 2017 la pasó mal, ya que ni se notó en la cancha la ventaja numérica.

Gremio salió a pesar su localía y en el primer tiempo lo logró. Presionó bien en el medio y utilizó las bandas para lastimar. El Tricolor de Porto Alegre llegó y Amorebieta salvó un gol que se gritó como propio cuando Campaña ya estaba fuera de la jugada. En otra, Luan la tiró afuera desde el punto penal cuando nuestro arquero estaba vencido. Así y alguna más situaciones se fueron viendo cerca del arco diablo. Todo se hizo más difícil luego de la expulsión de Amorebieta. El juez Cáceres recurrió al VAR, como su colega Zambrano en la ida al echar a Gigliotti por un codazo a Kannemann, y vio que en el rechazo del defensor la zurda pegó en el cuerpo de Luan y out. ¿Por qué? Es que al minuto y al lado del asistente uno, Alisson le metió un planchazo terrible al venezolano y sólo fue castigado con amarilla. Era expulsión y sin revisar nada. Pero el equipo demostró templanza en la adversidad a pesar de que debió replegarse y aguantar. Si bien sufrió, no fue avasallado.Y el Rojo ya en el alargue contó con dos situaciones claras. Una tras un desborde de Benítez que no llegó a concretar Silvio Romero y, sobre el final del suplementario, Figal en la puerta del arco no pudo tocar la pelota que mansamente se fue afuera. Lástima, porque hubiese sido justo que ante tanta adversidad.

Los penales decidieron que otra vez Gremio se quede con la Recopa como en 1996 en Kobe, Japón, pero dejó en el Rey de Copas el orgullo de ver un equipo con las convicciones a full y que tiene los cimientos bien firmes para aspirar a seguir en el más alto nivel. Vamos, que no decaiga. Hay muchas cosas que jugar y somos Independiente.