Fútbol Profesional
21 de febrero de 2018

Que sea Rojo Alegre

Esta noche, desde las 21.45, Independiente definirá la Recopa Sudamericana en su visita a Gremio.

A+ A- A=

 

Jugó 30 veces, de las cuales ganó cuatro, empató cinco y perdió 21. Son pocas las victorias, pero casi todas ellas fueron resonantes. También hay que aclarar, que alguna derrota por la mínima también sirvieron para consagrarse.

En el 74 se perdió 2-1 en al ida con San Pablo. La revancha fue 2-0 en la Doble Visera y en el bueno, en Santiago de Chile, el Rojo alzó la Copa Libertadores por un gol de penal de Pavoni y porque Carlos Gay aseguró la conquista atajando un tiro desde los 12 pasos de Zé Carlos.

En la final de la Supercopa 1995 con Flamengo se ganó 2-0 en Avellaneda y en el desquite el 0-1 sirvió para dar la primera vuelta en el Maracaná. Ojo, que hubo pardas que nos dieron un impulso bárbaro: En esa misma edición, un 2-2 con el Santos (en casa fue 1-1) permitió llegar a los penales y el conjunto del Zurdo López ganó en esa instancia y pasó de fase. Y aún tenemos presente el 1-1 de 13 de diciembre en Río de Janeiro para obtener la segunda Sudamericana, tras el 2-1 en el LDA.

Hoy vamos por la tercera consagración en Brasil, en una ciudad que nos quitó la chance en 2011 cuando el Internacional nos venció, pero donde Independiente jugó el "Partido Perfecto" justo contra el mismo rival de esta noche en 1984 y luego llegó la séptima Libertadores. Que sea Rojo Alegre...

Las victorias

1964: 3-2 a Santos en el Maracaná.

1984: 1-0 a Gremio en el Olímpico de Porto Alegre.

1989: 2-1 a Santos en el Vila Belmiro.

1999: 2-1 a Corinthians en el Pacaembú.

A tener en cuenta

Luego del 1-1 del miércoles pasado, el que gane se llevará la Recopa Sudamericana. No corre el gol de visitante. En caso de empate en los 90 minutos se jugará un tiempo extra de 30' divididos en dos de 15'. Si persiste la igualdad, la definición será desde el punto del tiro penal. La serie será de cinco y, si no hay ventaja para alguno de los dos equipos, uno por vez hasta que resulte un vencedor.