Fútbol Profesional
18 de febrero de 2018

Con gusto a poco

Independiente empató 1-1 con Temperley como visitante. El Rojo contó con muchas ocasiones pero chocó ante Ayala, la gran figura del encuentro.

A+ A- A=

Independiente no pudo con Temperley y sólo se trajo un punto del Beranger. Ariel Holan guardó jugadores con vistas a la revancha del miércoles contra Gremio por la final de la Recopa Sudamericana (1-1 en el ida) y le dio rodaje a los muchachos que alternan en el banco de suplentes.

En los primeros minutos, el Rojo fue con todo en busca de abrir el marcador. Con la convicción del juego a flor del pie, el Burrito Martínez, Leandro Fernández, Silvio Romero y Gonzalo Verón (estos últimos debutaron y oficialmente) y Asís tuvieron el gol. No pudieron concretar porque Josué Ayala, el arquero celeste, se los impidió de manera brillante. En ese primer tiempo se vio lo mejor, con un Brítez ganando todo los anticipos y siempre saliendo con pelota dominada como le gusta al entrenador y a todos los hinchas.

La segunda etapa fue muy floja. El local aferrándose al puntito, mientras que el CAI fue perdiendo la línea y sólo inquietó el arco rival en una buena acción de Romero, que no definió bien al enviar la bocha por arriba del travesaño. Ni cuando le expulsaron a Nani, por una fuerte entrada al Torito Rodríguez, Independiente mejoró. Al contrario, los de Esmerado se plantaron mejor y cómo vieron que el juego del Rojo no prevalecía se animaron y hasta llegaron con peligro hasta Albil, quien se mostró muy seguro. Con Gigliotti y Brian Romero en cancha por Silvio Romero y Verón, el trámite tampoco cambió y todo terminó siendo muy abúlico. A dar vuelta la página que el miércoles nos espera otra final copera. Allá vamos, todos juntos, todo Rojo...