Fútbol Profesional
3 de noviembre de 2017

A paso firme

Independiente le ganó 2-0 a Nacional de Paraguay con goles de Martínez y Gigliotti. Así, el Rojo superó la serie con un global de 6-1 y pasó a semifinales, donde enfrentará a Libertad.

A+ A- A=

Independiente está en semifinales de la Sudamericana luego de siete años. Hay que remontarse a la edición 2010 cuando el equipo de Antonio Mohamed llegó a esa instancia y luego fue campeón. Ahora, con Ariel Holan en el banco, el Rojo logró meterse en las etapas finales sin dejar ningún tipo de dudas. La clasificación que ya había empezado a gestarse en el 4-1 en Asunción, se firmó en Avellaneda luego de un 2-0 claro ante un Nacional totalmente superado, que anteriormente eliminó a Cruzeiro, Olimpia y Estudiantes LP (tres campeones de la Copa Libertadores).

El global de 6-1 con que se cerró la serie habla por sí sólo. Con el 4-1 en el ida, la revancha sirvió para dejar en claro que las convicciones del CAI en el verde césped siguen siendo su mejor manera de ser protagonista. Con el desgarro de Bustos y sin poder contar con Jonás Gutiérrez por haber jugado el mismo torneo con Defensa, el DT metió a Gastón Silva como lateral derecho. El zurdo no desentonó por esa banda y hasta participó de varias acciones de ataque a pesar de su perfil cambiado. Tanto fue así que metió una asistencia para la cabeza de Meza, pero Maxi desperdició. Por momentos, el equipo también se paró con línea de tres al bajar Meza y subir Sánchez Miño. Después, hubo minutos para Juan Manuel Martínez y Emmanuel Gigliotti, quienes fueron de mayor a menor y terminaron dándose el gusto de convertir.

Con la diferencia que se trajo de las tierras de Arsenio Erico, el primer tiempo pasó rápido. Independiente nunca apuró el trámite y los muchachos del conjunto paraguayo tampoco salieron a buscar descontar la diferencia. Entonces, todo se hizo muy pausado. Ojo, igual el Rojo llegó en varias ocasiones. La mala puntería y Rojas, el arquero tricolor, impidieron que el local se ponga en ventaja.

La segunda etapa fue otra cosa y se vio lo mejor del Diablo. Otra vez Holan hizo cambios tácticos. Silva pasó a la izquierda, Meza y el Burrito se hicieron cargo de la derecha y el doble cinco se paró más adelante con Domingo y Rodríguez marcando la cancha. Así, el primer grito no tardó en llegar tras una trepada de Silva que Martínez (en el mismo arco que su hermano convirtió de cabeza en el 4-2 ante Defensor en la Sudamericana 2010) mandó a la red. Si antes estaba casi todo liquidado, el gol fue el desahogo para los jugadores y también para los hinchas. Ahí se vio lo mejor de la noche con un equipo plantado y jugando al fútbol con una determinación tremenda que se reflejó en el 2-0 cuando el necesitado Gigliotti definió luego de un jugadón.

Después, la fiesta fue total y se comenzó a pensar en Libertad el próximo rival. Un duro equipo guaraní que viene con mucho roce internacional en los últimos años y que cuenta con dos delanteros temibles como Salcedo y Cardozo. No hay choques oficiales, aunque se recuerda mucho un amistoso previo al Apertura 2002 en el que el Rojo presentó a las figuras del elenco de Gallego. Fue victoria 2-0 con tantos de Silvera y Rivas. Ahora será en serio y por el pase a la final (Junior-Flamengo es la otra semi). El martes 28 de noviembre a las 21.15 en el Defensores del Chaco y siete días más tarde en el mismo horario en Avellaneda.